domingo, 21 de junio de 2015

Mensaje de Alejo Rutto a los padres en su día


Para ti que eres un esposo maravilloso y el mejor padre del mundo, recibe esta felicitación de nosotros y todo nuestro cariño en este Día del Padre.…

free web hit counter
free web hit counter

miércoles, 17 de junio de 2015

Enrique Pallares, de campesino luchador a evangelista invencible

Escrito por: Alejandro Rutto Martínez

Barro Blanco es un pequeño corregimiento del municipio de Santa Ana, en el departamento del Magdalena. Se destaca por contar con numerosas fuentes de aguas, como ríos y ciénagas. Sus principales actividades económicas son la siembra y la ganadería. Sus habitantes tienen un gran espíritu de colaboración y son personas emprendedoras y luchadoras. 

 Allí, en ese hermoso poblado nació Taurino Enrique Pallares Mejía, el 11 de agosto de 1925, en el seno de una familia de campesinos dedicados al cultivo de la yuca, el maíz y el tabaco. Desde temprana edad se acostumbró al trabajo duro, a la disciplina y al esfuerzo. 

Sus labores se iniciaban a las 3 de la madrugada hora en la que emprendía el camino hacia los lugares en que labraba la tierra con amor para que ésta diera sus frutos. 

 Un día unió su vida a Hidailda Polo Simanca y formó un hogar sólido, duradero y ejemplar. Dios lo premió con la llegada de sus hijos Over, Ilse, Inocencio, Eduardo, Nasario, Fidel, Edilberto, Madis y Joel. En 1.970, a sus 45 años, tuvo un encuentro personal con Jesucristo en una experiencia maravillosa y sobrecogedora. Ocurrió en una madrugada cuando se disponía a comenzar la dura jornada cotidiana. 

A través de Radio Trans Mundial escuchó una hermosa predicación después de la cual se hizo el llamado a aceptar a Jesús como único y suficiente salvador. Sin dudarlo se arrodilló delante del radio, aceptó a Jesús como el centro de su vida, y en adelante se dedicó a servirle como predicador y evangelista. Desde entonces comenzó a congregarse en la Iglesia Trinitaria Israel, en su pueblo. 

 En 1.975 de traslada a La Guajira a adelantar labores de corrales y áreas de ordeño en varios pueblos como Patilla, Tabaco y Calabacito. Ese mismo año llega a Maicao por invitación de su hermana Teresa Payares, quien ya se encontraba instalada en este municipio de la frontera. 

Una vez en Maicao se dedica a la producción y comercialización de materiales de construcción y luego pasa al comercio de frutas y verduras. Poco a poco se convierte en un patriarca de la extensa familia Pallares Polo y muestra su amor inconmensurable como padre y esposo lleno de amor y de abuelo lleno de ternura. 

 Un poco después de su llegada al municipio de la frontera es llevado por Dios a las puertas de la Iglesia Cristiana Cuadrangular en donde conoce al pastor Santander Ortega y a su familia. Desde ese entonces empieza a mostrar sus condiciones como líder y un gran celo por las cosas de Dios.  

Entre sus  grandes amigos figuran también el pastor  Milton Paba y el narrador deportivo Mike Rodríguez y una de las frases que más usaba era: "Caramba, me voy a morir y usted todavía sin aceptar a Jesucristo"

En la Iglesia hablar de Enrique Pallares o del “hermano Palla” como era conocido, es hablar de alguien que dedica sus días y sus noches a la dura tarea de llevar el evangelio a toda criatura. En la hora de la partida hacia la eternidad sentimos que Enrique Pallares está en la gloriosa presencia de Dios, en una fiesta grandiosa con el Padre celestial y fundido en un bello abrazo con su hija Madis, quien había partido unos años antes. 

 En adelante extrañaremos la sonrisa y la palabra de Enrique Pallares. Extrañaremos su presencia física y nos hará falta su voz y su cariño. También sentiremos el peso de la ausencia permanente pero seremos felices al saber que goza de aquello por lo que tanto se esforzó: inscribir su nombre en el Libro de la Vida, lo que le da el privilegio de estar ahora mucho más cerca de nuestro Creador.
free invisible web counter
free invisible web counter

martes, 16 de junio de 2015

El distrito de Riego del Ranchería

Escrito por: Hernán Baquero Bracho 

Construida la primera etapa de la Represa del Ranchería, como fue la presa con una capacidad de 180 millones de metros cúbicos de agua, localizada sobre el mismo rio ranchería. Que capta hasta 18 metros cúbicos por segundo, que incluyen un túnel de 2 kilómetros de longitud y 3 metros de diámetro a un costo de 650 mil millones de pesos.

La segunda fase de este gran mega proyecto es la construcción del distrito de riego del ranchería, la cual se encuentra localizada en la jurisdicción de los municipios de Fonseca, Barrancas, Distracción y San Juan del Cesar, encontrándose a 90 kilómetros de Maicao, 114 de Riohacha, 105 de Valledupar y 320 de Santa Marta.

El área considerada en el proyecto se encuentra a lo largo del trayecto intermedio del valle del rio ranchería, tiene una área bruta de aproximadamente 27 mil hectáreas de las cuales 15.820 son de tierras planas que conforman el área neta del proyecto en mención. En el área donde se desarrollará el distrito, las lluvias varían entre 850 mm hacia San juan del Cesar y 740mm en Barrancas; presenta un periodo muy seco entre diciembre y marzo, en el cual la precipitación es tan solo el 6% del total anual.

La temperatura media es de 27.5 grados centígrados y la temperatura relativa presenta un promedio anual del 70%. El tipo de suelos por su capacidad de uso se encuentran agrupada de la siguiente manera: suelos III, 4.569 hectáreas, suelos IV, 7551 hectáreas, suelos VI, 1.262 hectáreas, suelos VII, 11.510, hectáreas, suelos VIII, 2.399, hectáreas. La Guajira es una de las regiones del país con más baja precipitación, el promedio anual no pasa de los 800mm, lo que hace especialmente difícil para la explotación agrícola.

La única fuente de agua superficial en todo el departamento la constituye el rio ranchería; sin embargo, es muy fluctuante en sus caudales, con mínimos tan severos, que se reflejan drásticamente en la agricultura, a pesar de que en la actualidad hay una infraestructura de riego rudimentaria, constituida por casi un centenar de acequias que cubren un área cercana a las 6.000 hectáreas; la explotación en la época de verano reduce el área regable al menos del 50%.

Por otro lado, el área del proyecto se encuentra localizada en una zona privilegiada desde el punto de vista climatológico y de ubicación estratégica para la producción de una gama de cultivos aptos para la exportación.

Para la distribución de la tierra se tiene que la Unidad Agrícola Familiar-UAF-es de 39.7 hectáreas. En consecuencia la distribución predial, con base en este parámetro es la siguiente: con un rango de 0 a 40 hectáreas, existen 618 predios estimados, con un área total de 5.745 hectáreas; en un rango de 40 a 200 hectáreas, existen 115 predios estimados, con un área de 7137 hectáreas; y con un rango mayor a 200 hectárea existen 22 predios estimados, con área de 2.938 hectáreas. El sistema de conducción desde la presa hasta la zona de riego lo conforman 61.6 kilómetros de canales revestidos en concreto, de los cuales 9 kilómetros corresponden a tramos en sifón.

El proyecto está previsto en sub dividirlo en 17 zonas de riego, las cuales estarán servidas por 223.5 kilómetros de canales de riego revestidos en concreto y que contaran en cada una de sus cabeceras con un embalse de almacenamiento para regular los caudales no utilizados durante las horas en que se suspenda el riego y cuyas capacidades oscilan entre 19.200 y 60.200 metros cúbicos.

Se prevé utilizar los causes existentes como sistema principal y complementarlos con drenajes artificiales en longitudes de 119.7 kilómetros para los drenajes principales y 182.2 kilómetros para los secundarios. La aplicación del riego se prevé por aspersión, micro aspiración y el riego por caballones que sería el estipulado en unas 2.170 hectárea para el cultivo del arroz. Con este proyecto de realizarse la productividad y la competitividad pondría a soñar a La Guajira en los mercados nacionales e internacionales y se convertiría en una gran fuente de empleo para el área señalada.

free web hit counter
free web hit counter

Los fraudes en la música

Escrito por:  Abel Medina Sierra 

En el mundo postmoderno de la música y las implacables lógicas del mercado, no todo lo que suena viene de la fuente que se nos presenta. Difícil olvidar el vergonzoso capítulo de los famosos Milli Vanilli, el dúo de pop conformado por los bailarines Fabrice Morvan y Rob Pilatus, quienes a finales de los 80’ vendieron unos 7 millones de discos y hasta alcanzaron a ganar un Grammy. 

Estos apuestos afrodescendientes, de la mano del productor alemán Frank Farian, tramarían el mayor fraude en la historia de la música: ellos aparecían como los intérpretes pero serían los cantantes Charles Shaw, John Davis y Brad Howell quienes en realidad grabarían las canciones. 

Lo anterior tenía una lógica para Farian: los cantantes nos tenían “presencia escénica marqueteable”, la que le sobraba a los bailarines. Para las presentaciones en vivo se acudía al llamado playback, que consiste en reproducir una pista y ellos solo simulaban cantar. Pero en 1988, en una presentación en vivo para la cadena MTV prácticamente “el disco se rayó” Y los Milli Vanilli tuvieron que correr al camerino pues no tenían voz para suplir la falla técnica. 

De allí vino el acoso de la prensa y la careta se cayó, Morvan y Pilatus tuvieron que reconocer la farsa en 1990. En el caso del vallenato no es que hayamos tenido un caso que por allí se le acerque al sonado escándalo mencionado. 

Pero tampoco está exento de los fraudes y de algunos que caso, que sin ser del todo fraudulento, atribuyen una obra o una interpretación a una persona muy distinta a la que en realidad la hizo. En el ámbito donde más ocurre es el de las composiciones. 

Bien se sabe que por compromisos de exclusividad con el sello Codiscos, Leandro Díaz debió registrar a nombre de su ya extinto hijo, Óscar Díaz, varias de sus canciones, entre ellas como “Dónde”. 

Que “El tropezón” no aparece a nombre de Adolfo Pacheco sino de su señora esposa. También existe el caso de personas que aparecen como autores de varias canciones y el título de compositores si haber compuesto nunca una pieza musical como el caso de los ya fallecidos Lácides Redondo y Tulio Villalobos Támara. Estas personas, por su influencia recibieron varios “regalitos” de los compositores de moda como “Mi hija de vida”, grababa por Los Betos, de Rafael Manjarréz que se la cedió a Villalobos y “Alma viajera”, grabada por los Zuleta, y cedida por Julio Oñate Martínez a Redondo. 

Otro caso es el de los acordeoneros. En varias producciones aparece en los créditos un nombre y en realidad quien grabó fue otro músico. En las grabaciones de las Diosas del Vallenato con la voz de Patricia Teherán, aparecía en la portada y créditos Maribel Cortina pero en realidad era Omar Geles quien tocaba en la grabación. 

El mismo Geles grabó en la primera producción de Adriana Lucía pero los créditos fueron para Gustavo Babilonia que ni el estudio se asomó. El un álbum de Yoye Cotes aparece como acordeonero Rubén Rodríguez pero fue Rolando Ochoa quien tocó; en el de Ciro López con Edward Ramos quien grabó fue el hermano de éste, Chemita Ramos, quien no podía aparecer porque tenía exclusividad con otro sello. 

También es conocido por algunos que en una producción de Carlos Cotes grabó Jhonny Gámez pero quien se llevó los créditos fue Beto Molina y de Sergio Guzmán en el que toca el mismo Gámez pero aparece en la portada Osmel Meriño quien apenas grabó una sola canción: “Limeña”. 

En lo que respecta al canto, estos casos son muy raros pues es difícil hacerlos pasar desapercibido. Pero muchos no cayeron en cuenta que en la canción “Con calma y paciencia” grabada en el álbum “Listo pa´la foto”, parte de la canción es cantada por su hijo Martín Elías. A ese mismo recurso acude la disquera Sony y los herederos de Diomedes Díaz en su desaforado afán de seguir explotando, aunque esté muerto, esa mina de plata que fue el Cacique de la Junta. 

Aunque en los créditos aparecen sus hijos Rafael Santos y Martín Elías, para cualquier persona que no es seguidor fiel de los estilos de estos intérpretes, pasará desapercibido cuándo qué parte de la canción canta Diomedes y cuál sus hijos. 

En una canción aparece como acordeonero César Ochoa y quien grabó fue Rolando. Pero eso no es lo peor, en los últimos días se han escuchado voces de los mismos diomedistas quienes se quejan de un fraude de enorme dimensiones: en algunas canciones ni siquiera canta Diomedes sino uno de sus más reconocidos imitadores como lo es “Toño” Cacique quien es bien renombrado en Santa Marta. 

Si esto es así como se viene denunciando, estaríamos en presencia del mayor fraude en la historia del vallenato y la más vergonzosa afrenta a los miles de seguidores del Cacique de la Junta. 

Parece que no es suficiente que Orlando Liñán lo anuncien como Diomedes Díaz en los conciertos y que sus hijos completen sus canciones. Hay que esperar qué se nos viene el afán desmedido de seguir explotando comercialmente la idolatría por el Cacique original y de “revivir” su voz.
hit counter
hit counter

martes, 9 de junio de 2015

¿Fraude electoral o injusticia?


Escrito por: Hernán Baquero Bracho


Al estar hoy La Guajira inmersa en ese maremagno de la política, que ha trascendido a lo nacional, donde los de la otra orilla han tratado de culpar a los de la nueva Guajira sobre todos estos acontecimientos que son de conocimiento público por parte de la opinión guajira y nacional. Es así como en las redes sociales le han tirado piedras al ex gobernador Hernando Deluque Freyle sobre su elección como gobernador para el periodo 2001-2003 y que a través de un fallo de la Sección quinta del Consejo de Estado, de fecha 20 de marzo del año 2003, que anuló la elección de Deluque Freyle como gobernador del departamento. Retrotrayendo todo este proceso al tiempo presente es bueno hacer las aclaraciones del caso, porque allí lo que se presentó y contrariando la democracia guajira, fue una injusticia por parte del honorable Consejo de Estado, tal como lo expresara también el ex registrador nacional Humberto de La Calle Lombana, en una entrevista para Juan Gossain en RCN radio, junto al gobernador de la época Deluque Freyle, sobre la sentencia de la Sección quinta del Consejo de Estado, que constituye una alarma por el caso presentado en La Guajira y la duda favorece al demandado en el caso dela anulación de la elección para la gobernación de La Guajira y acotaba finalmente sobre este caso, sobre los posibles errores presentados por el alto tribunal que “el demandado se queja de una sentencia que tiene errores y el demandante también se queja de lo mismo” y remataba que la tutela contra sentencia por parte de la Corte Constitucional quiebre una sentencia ya establecida, es muy difícil. 

Por ello Juan Gossain acotaba lo expresado por el ex presidente Carlos Lleras Restrepo que:” la justicia morosa y tardía no es justicia”.

Al hablarse de fraude electoral en las redes sociales retrotrayendo lo de ayer, necesariamente estamos refiriéndonos a conductas  dolosas y penales, obviamente imputables a una persona, hecho que jamás ocurrió en las elecciones que se celebraron en el departamento de La Guajira, en octubre del año 2000, para la escogencia de gobernador, alcaldes, diputados y concejales, proceso en el cual participaron por ende cientos de aspirantes.

Según lo expresado por el ex gobernador Hernando Deluque Freyle, en fecha 23 de octubre de 2013: “hecho de que se hubiesen presentado errores de parte de los jurados de votación, en el diligenciamiento de los formularios electorales”. Retrotrayendo un programa del afamado periodista Juan Gossain, director de RCN radio, en fecha de mayo del 2003, con el ex registrador nacional Humberto de la Calle Lombana, teniendo como invitado al gobernador para la época Deluque Freyle, lee apartes de la carta enviada por el propio magistrado ponente, Álvaro González Murcia, a los honorables Consejeros de Estado a la Sección Primera, sobre la tutela interpuesta por Hernando David Deluque Freyle:“… pero ha de tenerse en cuenta que en esa tarea del análisis de los medio de convicción quizás puedan darse errores que tienen su explicación especialmente en esta clase de procesos en los que hay dificultad para detección de los cargos formulados por los actores y, en este caso la forma confusa como se plantearon, el gran volumen de pruebas, (80 cuadernos de 500 folios en promedio cada uno), incongruencias de la información al expediente allegada pues hubo casos de duplicidad de un mismo documento pero de contenido diferente que fácilmente habrían podido inducir a equivocaciones, así mismo la falta de ayuda sistematizada que obligaron a la verificación manual y todo esto obviamente humanamente puede llevar a que la premiación en conjunto dela prueba sea más difícil que en cualquiera otra clase de procesos por la probabilidad más inmediata de error humano involuntario”.

Más adelante el mismo Juan Gossain, ponía el dedo en la llaga sobre los errores cometidos de manera involuntaria en la sentencia emitida por la Sección Quinta del Consejo de Estado, que le arrebató la gobernación a Nando Deluque, cuando el pueblo votó copiosamente por este candidato, que se convirtió en uno de los mejores gobernadores de elección popular y se le denominó “el gobernador del pueblo” por sus actuares en su administración. 

Y expresaba Gossain tomando el documento enviado por el magistrado ponente González Murcia, ante el análisis que hacían para todo el país con el ex registrador nacional Humberto de la Calle Lombana: “para poder llegar a esta conclusión en uno y otro sentido, necesariamente hubo que valorar, apreciar y examinar las pruebas allegadas al proceso pues no de otra manera podía tomarse la decisión.

Ahora, que en esa ardua tarea dado el sistema utilizado y en general lo dicho atrás, se hayan presentado algunos errores esto, como se anotó puede ser humanamente explicable y justificable sin que quiera ello significar, como atrevidamente lo señala el accionante, que se haya presentado una omisión voluntaria y caprichosa”.

Y remata Juan Gossain en esta importante entrevista, que quedó grabada en la historia de la radio y de la democracia mal herida por el caso en mención,   tales errores y equivocaciones se reconocen reiteradamente por el propio magistrado ponente (Alvaro González Murcia) ponente encargado en la Sección Quinta del Consejo de Estado, al contestar la tutela interpuesta. 

Es más, el doctor Mario Alario Méndez, también magistrado de la Sección Quinta, al resolverse la nulidad presentada por Deluque Freyle, efectuó un salvamento de votos en el que consigno su contrariedad con el fallo emitido al percatarse de la falencia del mismo y dejando entrever que las mismas fueron producto de la confianza depositada en el ponente o conductor del proceso. Vista así las cosas se anularon 30 mesas no existiendo motivo para ello. 

Se cometieron errores involuntarios por parte del Consejo de Estado y este reconoció los errores de que las mesas impugnadas no deberían haberse anulado. Se violó también el artículo 228 de la Constitución Nacional, sobre la primacía del derecho sustancial sobre el derecho procedimental y el fraude cometido en el sitio Kukurumana, en el municipio de Riohacha, no se anuló donde el 95% del potencial electoral votó, perdiendo ahí Deluque Freyle. ¡Qué horror!


hit counter
hit counter